Anotaciones de lectura: «Cosmos». Carl Sagan

Cosmos_A personal Voyage«Un óvulo fertilizado tarda tanto en ir de las trompas de Falopio e implantarse en el útero como el Apolo 11 en llegar hasta la Luna; y tarda tanto en desarrollarse y convertirse en un niño a punto de nacer como el Viking en llegar hasta Marte. La vida humana normal es superior al tiempo que necesitará el Voyager para aventurarse más allá de la órbita de Plutón.» Fragmento de: Carl Sagan. “Cosmos”.
→ La relatividad de Einstein como patrón de unas medidas que nada tienen que ver entre sí. Sagan nos demuestra que:
«Lo efímero del ser humano tiene todo de temporal, bastante de espacial y mucho de ‘aquí y ahora’.
Pese a que nuestro ego nos induzca a creernos inmortales en una Tierra que agonizará por nosotros, sin nosotros, o por el propio Sol que la calienta…, nuestra estrella nos introducirá en su seno para después morir juntos lentamente, como una madre acogería en su regazo a su hija pequeña moribunda, llorando y deseando morir antes que ella.» Miguel Montoyo.

La búsqueda de la excelencia del producto

Steve Jobs. Portátil MacBook
Steve Jobs. Portátil MacBook

“Ed Woolard, su mentor en el consejo de administración de Apple, presionó a Jobs durante más de dos años para que borrara el añadido de «en funciones» a su cargo como consejero delegado. Jobs no solo se negaba a comprometerse, sino que tenía a todo el mundo desconcertado al cobrar un salario de un dólar anual y no recibir ninguna opción de compra de acciones. «Gano cincuenta céntimos al año por presentarme al trabajo —solía bromear— y los otros cincuenta por la labor realizada». Desde su regreso en julio de 1997, las acciones habían pasado de valer menos de 14 dólares a superar los 102 dólares en el momento cumbre de la burbuja de internet a principios del año 2000. Woolard le había rogado que aceptase al menos una modesta asignación de acciones en 1997, pero Jobs rechazó la propuesta diciendo: «No quiero que la gente con la que trabajo en Apple piense que he vuelto para enriquecerme». De haber aceptado aquella humilde concesión, habría obtenido 400 millones de dólares. En vez de eso, ganó dos dólares y medio durante aquel período.”

Pasaje de: Isaacson, Walter. “Steve Jobs”.