“El pensamiento oriental” & “Los orígenes de la filosofía antigua”

Sabiduría oriental. El Ying y el Yang cósmicos

Nos encontramos ante unas elocuciones magistrales de pensadores que, en su conjunto, coinciden en la orientación del discurso hacia valores que afectan a todos los seres humanos; el origen y sentido de la vida, las fuerzas contrapuestas del bien y el mal, el ser o no ser…

La verdad, los orígenes de todo y los conceptos de bien y mal suelen ser causa común en todos,  pues es la base de su filosofar, bien en Oriente u Occidente, sin existir contacto cultural previo.

Pensamiento oriental:

·La verdad:

Buda indica que por ella cesará el sufrimiento vital, accediendo al estado de Nirvana o verdad pura, lo que eliminará el sufrimiento humano.

Confucio indica que esa verdad hace que la sociedad consiga la paz espiritual y social que necesita en una verdadera comunidad, la verdad de todos es única y hará una sociedad agradable para la vida, eliminando los factores negativos de la misma.

Lao Tse enfoca esa verdad con el nombre de Tao, un ente que precede a todo y circunda a todo, que se adentra en lo profundo de cada ser por lo que no hay que buscarlo fuera uno mismo.

Zoroastro nos habla en su Avesta de la verdad mediante la consecución del paraíso una vez vencidos los males que confrontan al bien. Zaratustra le pregunta a su Dios, Ahura Mazda, creador de la verdad y del bien, y este le explica el lado opuesto, Angra Mainyu creador del mal.

·El bien y el mal:

Buda lo inserta dentro de un compendio de contradicciones entre lo que es y no es, desprendiéndose en la conversación que lo que se debe o no hacer y consecuentemente si estaría bien o mal ese acto, está supeditado a una “transcendencia” a un estado superior o de sabiduría que evita esas confrontaciones del bien y mal.

Confucio deja entrever que en la comunidad dotada de la verdad, el bien superará al mal, lo que permitirá la convivencia pacífica, en la que el amor, el amparo y las buenas virtudes aplacarán cualquier intento de surgimiento del mal.

Lao Tse lo enuncia como el Yang y el Yin, fuerzas del bien y del mal que se complementan dando lugar a que las circunde el Tao, teniendo en cuenta que ni el Yang ni el Yin son totalmente bien o mal, lo que origina que en su símbolo (taiji) exista un circulo central en cada uno para aportar ese contrapunto.

Zoroastro los nombra como Ormuzd (bien) y Ahriman (mal), definiendo ambos, al igual que sus coetáneos, como fuerzas contrapuestas que modelan al hombre y a la naturaleza.

La escuela de Atenas del pintor Rafael

Filosofía occidental:

·El origen de todas las cosas:

Homero nos habla del amor y del deseo como equilibradores de la verdad que aporta esencia a los propios dioses y a los hombres, una verdad enfocada hacia los orígenes de la propia humanidad, que él la designa como nacida de Océano y Tetis.

Hesíodo nos habla en su Teogonía de un Caos que da principio a todas las cosas y como modelador del día y la noche que a su vez irán dando origen sucesivamente al resto de elementos como los mares, montañas etc., estableciendo Cronos el inicio del tiempo.

Orfeo también nos habla del Caos y añade la Noche, la oscuridad (Erebo) y el infierno (Tártaro) como iniciadores. A partir del engendro del “huevo de negras alas” se da origen al resto de elementos vitales .

En todos los casos, el eje temporal formado por estos sabios y filósofos en torno a los siglos VIII a.C. al V a.C. definió los valores creativos y morales de la vida humana.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s